CHINA, LA ENERGÍA BIOMARINA Y SUS JUGADORES

Giancarlo Elia Valori*

Imagen de Schäferle en Pixabay

En el futuro, China y Europa competirán y cooperarán en el campo de la energía oceánica y de la producción de energía de hidrógeno verde. Esta es la razón por la que este aspecto es crucial para construir un puente de cooperación y amistad entre China y Europa.

La energía de las olas en China es generalmente baja y representa sólo una séptima parte de la energía de las olas en Europa. Fujian Smart Energy Technology Co., Ltd. tiene una nueva tecnología patentada que puede aumentar la energía de ondas en el área operativa en más de 10 veces, causando cambios insignificantes en el medio ambiente. Es una tecnología respetuosa con el medio ambiente que no afecta a la libre circulación de la vida marina y puede aumentar la generación de energía de onda en más de 100 MW. Sin duda es innovador, ingenioso y atrevido. Requerirá un fuerte apoyo del Ministerio de Recursos Naturales.

Las “Contribuciones Nacionales Independientes” son planes nacionales no vinculantes que describen las acciones climáticas, incluidas las metas, políticas y medidas relacionadas con el clima que los gobiernos tienen la intención de implementar en respuesta al cambio climático y como contribución al logro de los objetivos mundiales establecidos en el Acuerdo de París del 12 de diciembre de 2015.

En estos proyectos, China ha propuesto que las emisiones de dióxido de carbono alcancen su punto máximo alrededor de 2030, esforzándose —como parte interesada— por alcanzar este objetivo lo antes posible. En 2030, las emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB se reducirán entre un 60 y un 65% en comparación con 2005 y el consumo de energía primaria se centrará en la energía no fósil.

El porcentaje ha alcanzado alrededor del 20% y el volumen de existencias forestales ha aumentado en unos 4.500 millones de metros cúbicos en comparación con 2005. El apoyo a este proyecto puede permitir a China alcanzar este objetivo antes.

Shenzhen (un centro subprovincial de la República Popular China perteneciente a la provincia de Guangdong) está situado como una ciudad central oceánica global. China planea iniciar proyectos de producción de hidrógeno ondulado en Shenzhen y establecer su sede allí.

En este sentido, la Unión Europea invertirá 470.000 millones de euros en energía limpia en los próximos 25 años, centrándose en el sector de la energía del hidrógeno. La Unión Europea ya lanzó su Estrategia de Energía del Hidrógeno en el verano de 2020. A finales de 2024, la Unión Europea construirá un lote de equipos de electrólisis de hidrógeno renovable con una capacidad única de 100 megavatios y la producción anual en toda Europa superará el millón de toneladas.

El objetivo es promover esta tecnología en Europa y más adelante en el mundo a través de la Iniciativa cinturón y carretera, es decir, la Nueva Ruta de la Seda reclamada por el presidente Xi Jinping. Hay planes para construir cien plantas de energía de olas de 600 MW y cien proyectos de producción de hidrógeno de onda con una producción anual de 100.000 toneladas en los próximos 15 años.

La hoja de ruta 2.0 de China para la tecnología de ahorro de energía y los vehículos de nueva energía prevé que a finales de 2035 el número de vehículos de pila de combustible ascenderá a un millón y la demanda de hidrógeno alcanzará los dos millones de toneladas. El proyecto de potencia de ondas de 600 MW del Grupo Mundial Internacional producirá 103.000 toneladas de hidrógeno verde al año.

El proyecto puede satisfacer la demanda de hidrógeno de China hasta 2035 y proporcionará energía de hidrógeno verde y renovable.

El Informe de Desarrollo de la Industria de Energía del Hidrógeno de China de 2020 pronostica que, a finales de 2050, la energía de hidrógeno representará el 10% del consumo final de energía, el número de vehículos de pila de combustible de hidrógeno será de 30 millones y la demanda de hidrógeno será igual a 60 millones de toneladas.

El proyecto del Grupo Mundial Internacional puede proporcionar un flujo constante de energía de hidrógeno verde para 30 millones de vehículos. El Acuerdo de Cooperación Estratégica Sinoeuropeo para el Desarrollo de la Energía Oceánica tiene una primera y una segunda fase. El primero verá el establecimiento de un centro mundial de investigación y desarrollo de tecnología energética oceánica y luego un centro sinoeuropeo de investigación y desarrollo de tecnología energética oceánica en Shenzhen.

Al mismo tiempo, la tecnología de energía oceánica se centrará en su generación: desde el movimiento de las olas, desde la energía mareomotriz sin presas, desde los sistemas eólicos marinos y también desde la energía solar marina.

El costo de producir hidrógeno a partir de agua de mar es menor que el costo de producir hidrógeno a partir de océanos y se refiere a una tecnología avanzada.

Zhisheng Energy posee actualmente patentes de invención para la generación de energía de onda de 100 MW, así como para la generación de energía mareomotriz respetuosa con el medio ambiente, y la generación de energía eólica de 10 MW.

En la tarde del 16 de abril, el presidente Xi Jinping celebró una videoconferencia en Pekín con el presidente francés Macron y la canciller alemana Merkel. Los líderes de los tres países mantuvieron un profundo intercambio de opiniones sobre la cooperación para hacer frente al cambio climático, las relaciones entre China y la UE, la cooperación anti-epidemia y las principales cuestiones internacionales y regionales.

El presidente Xi Jinping declaró que China se esforzaría por alcanzar las emisiones máximas de carbono para 2030 y la neutralidad del carbono para 2060. Esto significa que China, como el país en desarrollo más grande del planeta, completará la reducción de la intensidad de carbono más alta del mundo en un plazo más corto que cualquier otro. Esto contrasta con otros poderes en los que los discursos electorales de los candidatos presidenciales prometen respeto por el medio ambiente, pero de hecho no hacen más que confirmar viejos sistemas de producción de energía.

El presidente dijo que China decidió aceptar la Enmienda Kigali de 15 de octubre de 2016 al Protocolo de Montreal de 26 de agosto de 1987 para reforzar el control de gases de efecto invernadero distintos del dióxido de carbono, como los HFC (gases refrigerantes que contienen hidrofluorocarbonos).

Argumentó que responder al cambio climático debería ser la causa común de toda la humanidad y no debería ser un chip de negociación para la geopolítica, un objetivo para atacar a otros países o una excusa para levantar barreras comerciales.

Durante la videoconferencia, el presidente también dijo que China se adheriría a los principios de equidad, responsabilidades comunes y responsabilidades diferenciadas por las capacidades respectivas, así como promovería la aplicación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático del 4 de junio de 1992 y del Acuerdo de París y llevaría a cabo activamente la cooperación Sur-Sur sobre el cambio climático.

Añadió que esperaba que las economías desarrolladas llevaran el ejemplo de la reducción de las emisiones y tomaran la iniciativa en el cumplimiento de sus compromisos financieros climáticos, a fin de proporcionar un apoyo técnico y de creación de capacidad adecuado a los países en desarrollo para hacer frente a estos cambios energéticos que hacen falta.

Unas pocas palabras son ahora apropiadas sobre el colaborador más importante de Xi Jingping en temas ambientales: los Ministros Lu Hao y Huang Runqiu.

Específicamente el Ministro de Recursos Naturales, Lu Hao (nacido en 1967), fue el gobernador provincial más joven de China, gobernando la provincia de Heilongjiang (población: 38.312.224 habitantes en 2010) de 2013 a 2018. Lu Hao también se desempeñó como Primer Secretario de la Liga de las Juventudes Comunistas y vicealcalde de Beijing. A la edad de 20 años, fue elegido Jefe del Sindicato de Estudiantes Universitarios, convirtiéndose en el primer presidente del sindicato estudiantil, elegido por votación popular desde la Revolución Cultural. Es licenciado en Economía y Negocios por la Universidad de Pekín.

Lu Hao se convirtió en Jefe de la Oficina Administrativa de Zhongguancun en 1999, comenzando así su carrera en la Administración Pública. El área es conocida como el Silicon Valley de China, rica en start-ups tecnológicas. También sirvió de oficio como Presidente de la Universidad Juvenil de Ciencias Políticas de China. Antes de Lu Hao, varios pesos pesados políticos, incluyendo los ex líderes del partido Hu Yaobang y Hu Jintao, así como el Primer Ministro Li Keqiang, habían servido en esa posición.

 

* Copresidente del Consejo Asesor Honoris Causa. El Profesor Giancarlo Elia Valori es un eminente economista y empresario italiano. Posee prestigiosas distinciones académicas y órdenes nacionales. Ha dado conferencias sobre asuntos internacionales y economía en las principales universidades del mundo, como la Universidad de Pekín, la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Yeshiva de Nueva York. Actualmente preside el «International World Group», es también presidente honorario de Huawei Italia, asesor económico del gigante chino HNA Group y miembro de la Junta de Ayan-Holding. En 1992 fue nombrado Oficial de la Legión de Honor de la República Francesa, con esta motivación: “Un hombre que puede ver a través de las fronteras para entender el mundo” y en 2002 recibió el título de “Honorable” de la Academia de Ciencias del Instituto de Francia.

Artículo traducido al español por el Equipo de la SAEEG con expresa autorización del autor. Prohibida su reproducción. 

©2021-saeeg®

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *