Archivo de la etiqueta: Inteligencia

LAS RONDAS DE VALS DIPLOMÁTICO DE LOS EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

Giancarlo Elia Valori*

Foto: Agencia IRNA.

Abu Dhabi deja de lado las diferencias entre los siete Emiratos Árabes Unidos (Ras Al Khaimah, Sharjah, Abu Dhabi, Umm Al Quwain, Ajman, Dubai y Fujairah) para el acercamiento con Irán, en línea con su diálogo bilateral con otros países de la región. Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han iniciado un proceso de acercamiento con Irán. A raíz de una serie de reconciliaciones regionales con Israel, Catar, Siria y Turquía, ha habido mucho debate en los Emiratos Árabes Unidos sobre el intento de acercamiento con Irán marcado por la visita del Asesor de Seguridad Nacional, Tahnoon bin Zayed Al Nahyan, a Teherán el 6 de diciembre, con el clan Al Nahyan cediendo a la presión del Emir de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, quien ve un interés económico para su Emirato en lazos más estrechos con Irán.

El asesor diplomático de origen iraní de los Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, así como el presidente Khalifa bin Zayed Al Nahyan y el ministro de Relaciones Exteriores Chahir Almanrar organizaron la reunión, a la que también asistieron el vicepresidente del Consejo Ejecutivo de Abu Dhabi y número dos del Departamento de Seguridad del Estado, Hazaa bin Zayed Al Nahyan.

Mientras que Tahnoon bin Zayed Al Nahyan se esforzó por tranquilizar al presidente iraní Ebrahim Raissi y al secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Shamkhani, sobre la normalización con Israel, hubo otros puntos de discordia en la reunión, incluidas las islas en disputa de Abu Musa, Tunb Mayor y Tunb Menor, y el conflicto en Yemen.

No hay señales de que la reconciliación diplomática ponga fin al antagonismo entre Irán y los servicios de inteligencia de los Emiratos Árabes Unidos. El departamento de inteligencia de Pasdaran, dirigido por Hossein Taeb, tiene una red de agentes clandestinos en Abu Dhabi y Dubai, algunos de los cuales han sido identificados y arrestados por el Departamento de Seguridad del Estado de los Emiratos Árabes Unidos, e Irán está buscando su extradición.

El mismo día de la visita de Tahnoon bin Zayed Al Nahyan a Teherán, el ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Faisal Al Moqdad, también visitó la capital iraní, poco después de que el presidente sirio Bashar Al Assad recibiera al ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed Al Nahyan, en Damasco el 9 de diciembre, anunciando un nuevo eje que tendría un impacto en la región a raíz de los Acuerdos de Abraham del 13 de agosto de 2020.

Los Acuerdos de Abraham son una declaración conjunta entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos de América. El término se ha utilizado más tarde para referirse colectivamente a los acuerdos entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (el Acuerdo de Normalización Israel-EAU) y Bahréin, respectivamente (el Acuerdo de Normalización Bahréin-Israel). La declaración marcó la primera normalización de las relaciones entre un país árabe e Israel desde la de Egipto en 1979 y la de Jordania en 1994. Los Acuerdos de Abraham originales fueron firmados por el Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed Al Nahyan, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif bin Rashid Al Zayani, y el Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu el 15 de septiembre de 2020 en el Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington. Los Acuerdos fueron negociados por la administración Trump y marcaron la primera normalización de las relaciones entre Israel y un país árabe del Golfo. Desde entonces, Bahréin, Sudán y Marruecos han seguido con sus propios acuerdos de normalización con Israel.

Mientras tanto, hace unos días, en respuesta a la solicitud de Estados Unidos de renunciar al uso de tecnologías chinas, los Emiratos Árabes Unidos amenazaron con rescindir el contrato para la compra de cazas F-35 y otras armas, según informó la agencia de noticias rusa RIA Novosti citando a The Wall Street Journal.

El New York Times había informado previamente que Estados Unidos y Abu Dhabi habían acordado proporcionar aviones F-35 y drones de ataque Reaper a los Emiratos Árabes Unidos. Se aclaró que el monto del contrato sería de 23 mil millones de dólares.

Bloomberg News informó entonces que la Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había pedido a las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos que dejaran de usar tecnología de la compañía china Huawei para protegerse del espionaje, comportándose así por despecho como una novia traicionada.

Según los informes de los medios iraníes, el Asesor de Seguridad Nacional de los Emiratos Árabes Unidos, sheikh Tahnoun bin Zayed Al-Nahyan, visitó al Secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamkhani, en Teherán.

Mientras tanto, durante la reunión entre Irán y los Emiratos Árabes Unidos, las partes discutieron las relaciones bilaterales, así como temas de actualidad de la cooperación regional. Según Shamkhani, la seguridad sostenible y la estabilidad en la región podrían lograrse mediante la cooperación entre los países. También expresó la disposición de Irán a desarrollar relaciones constructivas con los países vecinos e instó a que, en lugar de enfoques militares, se diera prioridad a las negociaciones y al consenso para resolver los conflictos.

“Los países del Golfo Pérsico solo podrán lograr el desarrollo y la prosperidad de sus pueblos a través de la cooperación”, dijo Shamkhani, recordando las condiciones desfavorables para la población, que resultaron en conflictos militares en la región.

Al-Nahyan, a su vez, expresó su esperanza de que la visita a Teherán contribuya al desarrollo y fortalecimiento de las relaciones entre los dos países.

“Las relaciones cálidas y fraternales con Irán son una de las prioridades para Abu Dhabi. Como país regional grande y poderoso, Irán es un vínculo entre el Este y el Oeste en términos de posición geopolítica”, dijo el representante de los Emiratos Árabes Unidos.

Mientras tanto, recordando el título del artículo, el primer ministro israelí Naftali Bennett aterrizó en los Emiratos Árabes Unidos el 13 de diciembre, en una visita histórica que marca la primera vez que un líder israelí se reúne públicamente con el gobernante real de los Emiratos Árabes Unidos, a saber, el príncipe heredero de Abu Dhabi, el Jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan.

El primer ministro Bennett aprovechó la oportunidad para destacar lo que vio y, de hecho, lo que los analistas regionales describen como una nueva realidad para el Medio Oriente: “En mi opinión, así es como es la paz y la nueva realidad en esta región y estamos trabajando juntos para garantizar un futuro mejor para nuestros hijos”, dijo a la agencia estatal de noticias de los Emiratos Árabes Unidos WAM.

Más tarde, la oficina de Bennett anunció que Mohammed bin Zayed había aceptado la invitación del líder israelí para visitar el país. La fecha de la visita aún no se ha fijado.

A pesar de algunas críticas de otras partes del mundo árabe, Israel y los Emiratos Árabes Unidos han avanzado con miles de millones de dólares en asociaciones comerciales, turísticas, tecnológicas y de transporte. Unos meses después de la firma de los acuerdos, los turistas israelíes acudieron en masa a los restaurantes, playas y centros comerciales de los Emiratos Árabes Unidos. Diciembre vio las ceremonias al aire libre de la Hanukkah judía (el Festival de las Luces) celebradas en Dubai, algo que habría sido inimaginable solo dos años antes.

Es probable que las discusiones entre el primer ministro Bennett y el líder de los Emiratos Árabes Unidos se hayan centrado en áreas de cooperación mutua, incluida la energía, el comercio y la defensa. En marzo pasado, los Emiratos Árabes Unidos anunciaron un gran fondo de $ 10 mil millones dedicado a invertir en lo que consideran sectores estratégicos en Israel.

Los sectores incluyen la salud, la energía, el agua, la fabricación, la tecnología agrícola y el espacio. En noviembre, Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Jordania firmaron un importante acuerdo de “energía por agua”. Además, en octubre, el gran fondo soberano de Abu Dhabi, Mubadala, había comprado una participación del 22% en el campo de gas costa afuera de Israel Tamar.

Obviamente, en un juego de rol, Irán criticó duramente la visita del primer ministro Bennett a los Emiratos Árabes Unidos.

 

* Copresidente del Consejo Asesor Honoris Causa. El Profesor Giancarlo Elia Valori es un eminente economista y empresario italiano. Posee prestigiosas distinciones académicas y órdenes nacionales. Ha dado conferencias sobre asuntos internacionales y economía en las principales universidades del mundo, como la Universidad de Pekín, la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Yeshiva de Nueva York. Actualmente preside el «International World Group», es también presidente honorario de Huawei Italia, asesor económico del gigante chino HNA Group y miembro de la Junta de Ayan-Holding. En 1992 fue nombrado Oficial de la Legión de Honor de la República Francesa, con esta motivación: “Un hombre que puede ver a través de las fronteras para entender el mundo” y en 2002 recibió el título de “Honorable” de la Academia de Ciencias del Instituto de Francia.

 

Traducido al español por el Equipo de la SAEEG con expresa autorización del autor. Prohibida su reproducción.

©2022-saeeg®

 

LA CRECIENTE VIGENCIA DE LA INTELIGENCIA EN UN MUNDO INCIERTO

Marcelo Javier de los Reyes*

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

El derrumbe del Muro de Berlín en 1989 y la implosión de la Unión Soviética en 1991 fueron dos hitos históricos que, vistos ya a la distancia, pusieron fin a ese mundo “peligroso” de la Guerra Fría —si es que aceptamos que la misma terminó por esos años, cuestión con la que disiento—, un hecho feliz para los alemanes y para el mundo pero que significó abrir la Caja de Pandora. Ese mundo que parecía que nos llevaría a un conflicto de dimensiones impensables, hoy puede apreciarse como más seguro, más equilibrado y por sobre todo más previsible.

Aquí estamos hoy en este mundo complejo, confuso e incierto, en el que no cabe, bajo ningún punto de vista, considerar que un organismo de Inteligencia debe ser disuelto sino reestructurarlo, profesionalizarlo y hacerlo eficiente en función de los intereses de la Nación. Se trata de una tarea que no debe estar en manos de improvisadores porque, después de algunos lustros, los resultados están a la vista.

En otro artículo ya me he referido a que la Inteligencia es la segunda más antigua de la humanidad. Creo que no cabe mencionar la primera, porque la conocen, y si no agudicen su imaginación.

Desde sus orígenes, la Inteligencia ha ido desarrollándose desde el espionaje —es decir, reunión de información—, incorporando en su evolución diferentes técnicas y tecnologías.

Recién en el siglo XIX comienzan a crearse algunos servicios, como el de Prusia, organizado por Wilhelm Stieber, a pedido del canciller Otto von Bismarck. Ese servicio fue importante para que Prusia venciera en la guerra a Austria (1866) y a Francia (1870/71); luego de esta última conflagración, Prusia logró la unificación alemana.

La guerra de Secesión estadounidense también contribuyó con grandes innovaciones como resultado de la revolución industrial: el uso de globos cautivos, la implementación de la mensajería de señales y el uso de los recursos que proporcionó el desarrollo de las comunicaciones. Ambos bandos progresaron en las operaciones de interceptación y señales de telégrafo, así como en el criptoanálisis y la criptografía.

En este terreno es importante destacar el desarrollo que tuvo la codificación durante el período de entreguerras con la máquina Enigma de Alemania y la máquina japonesa que los estadounidenses denominaron Purpple, el “Código Púrpura”.

Mientras que los polacos avanzaron en la decodificación de la máquina Enigma, los británicos crearon una instalación militar en Bletchley Park con el mismo objetivo. Estaba bajo la dirección del matemático, filósofo y criptógrafo Alan Turing, considerado uno de los padres de la informática moderna.

Como lo demuestran documentos de la Agencia de Seguridad Nacional, la NSA, desclasificados en 2010, durante la Segunda Guerra Mundial los británicos buscaron que los estadounidenses se sumaran tanto en el intercambio de información como en el desarrollo tecnológico militar.

A esos efectos, en 1942, Turing viajó de incognito a los Estados Unidos. Entre las actividades que debía llevar a cabo en ese país, Turing debía aprender y comprender el método de encriptación vocal que se estaba empleando con éxito en las comunicaciones telefónicas entre Roosevelt y Churchill y debía conocer el sistema SIGSALY”, un equipo de encriptación vocal que permitió la comunicación radiotelefónica directa entre los altos mando estadounidense y británico a través del Atlántico norte y entre los almirantes y los generales en las operaciones del Pacífico sur. En oportunidad de ese viaje, Turing se reunió con Claude Elwood Shannon, quien trabajaba en los departamentos de criptografía de Bell, creador de la “Teoría de la información”.

Este es el punto de partida para dos temas que en la actualidad están dando mucho que hablar:

    • el espionaje global, a partir de la alianza de que iniciaron el Reino Unido y los Estados Unidos, lo que dio origen al exclusivo club denominado Five Eyes (“Cinco Ojos”) o Red Echelon, y
    • el desarrollo de la Inteligencia Artificial, mediante la cual, entre otras cosas, se puede manipular la información o influir en las tendencias de los individuos.

En esta evolución, durante el siglo XX, la Inteligencia también comenzó a ser pensada científicamente. Terminada la Segunda Guerra Mundial, el profesor de historia de la Universidad de Yale, Sherman Kent, comenzó a teorizar sobre la actividad y publicó su conocido libro Inteligencia Estratégica. En esa línea le siguió Washington Platt, quien escribió un libro que en Argentina fue publicado con el título Producción de Inteligencia. Principios básicos. Ambos pusieron en evidencia que la Inteligencia estratégica era imprescindible para los responsables de la conducción civil y militar de un Estado.

De ahí la importancia que tiene la Inteligencia respecto de la toma de decisiones. Debemos pensar que a diario nosotros procuramos información para luego tomar decisiones. Lo hacemos antes de salir de nuestras casas, viendo el estado del tránsito para saber por cuál camino nos conviene ir hacia nuestro trabajo; cómo va a estar el tiempo, para saber si debemos abrigarnos, llevar un paraguas… Si vamos a un supermercado comparamos el peso de los productos con los precios, observamos la calidad de los productos y luego definimos cuál compramos. Es así cómo hacemos uso de la inteligencia en nuestra vida cotidiana.

Entonces, ¿cómo no considerar la relevancia que tiene la Inteligencia en la toma de decisiones al más alto nivel de un Estado?

Cabe recordar aquí a Sun Zi, quien en el Arte de la Guerra expresa que

La buena inteligencia es el preludio de la victoria.

Se le atribuye a Federico “el Grande” de Prusia la célebre frase

Se puede perdonar ser derrotado, pero nunca ser sorprendido.

Ahora bien, ¿qué es la Inteligencia?

En principio, hay que dejar bien claro que “inteligencia” no es sinónimo de “información” sino que es el procesamiento del cúmulo de información que se ha reunido.

La Inteligencia es un término polisémico:

    • Inteligencia es información procesada.
    • Inteligencia es el proceso por el cual se procesa —valga la redundancia— la información.
    • Inteligencia es el producto de ese proceso.
    • Inteligencia es organización, entendiendo por esto al organismo que se ocupa de esta actividad.

En función de lo antedicho, es relevante que la sociedad tome conciencia de la importancia que tiene que su país cuente con un excelente servicio de Inteligencia. En la Argentina, donde los políticos emparejan la Inteligencia con los “sótanos de la democracia”, cuando ellos son los actores principales del Inframundo —entendido en su acepción de “mundo mitológico situado bajo tierra en el que viven espíritus y seres terroríficos”—, es necesario hacer una gran labor respecto a la “cultura de Inteligencia” y a la “cultura de la Defensa”, ya que ambas áreas son claves para garantizar la Seguridad, la integridad territorial, la Soberanía Nacional, la preservación de los recursos del Estado —incluidos los recursos naturales—, entre otras misiones.

En este sentido, debemos considerar que los españoles han dado en llamar “la cultura de Inteligencia”,

una política de sensibilización pública iniciada en 2003 por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con el objetivo de mejorar el conocimiento de la sociedad en lo que respecta al fin y las funciones del Servicio de Inteligencia, como institución que forma parte del Estado democrático y que actúa al amparo de la legislación y controlado por ésta. Intenta demostrar también la importancia del análisis y de la Inteligencia como herramienta clave para la toma de decisiones estratégicas, tanto a nivel estatal como en el ámbito privado, en un entorno cada vez más globalizado e incierto.

La Cultura de Inteligencia se enmarca en una iniciativa más global, la llamada Cultura de Seguridad, que es compartida por los integrantes de la Comunidad de Inteligencia española. El objetivo común es que todos los actores sociales adquieran conciencia de que tienen un papel activo en la salvaguarda de la seguridad, y que sólo la suma de esfuerzos puede garantizar la seguridad y la defensa de los valores que compartimos.[1]

A este respecto, en la Argentina tenemos una gran labor por delante, porque es fundamental que el conjunto de la sociedad comprenda la necesidad de que nuestro país cuente con unas Fuerzas Armadas, con unas Fuerzas de Seguridad y con una Inteligencia eficaces y eficientes.

En función de ello, estimo apropiado realizar algunas reflexiones que, para mí, son vitales.

No puede haber desarrollo si no hay seguridad, si la sociedad no goza de un bien tan preciado como la paz, que le permita utilizar su energía en la creatividad, en la producción y no pensando en cómo protegerse de la delincuencia o del crimen organizado.

No puede haber desarrollo si no hay un sistema de Defensa eficaz y eficiente, porque no se puede ejercer la Soberanía sobre el Territorio Nacional, lo que impide el aprovechamiento de los recursos y de las capacidades de la Nación. Pensemos por ejemplo en la depredación de las riquezas del Atlántico Sur.

La Inteligencia es esencial para lograr estos objetivos pero jamás debe confundirse Inteligencia con Seguridad. La Inteligencia es mucho más que eso y, precisamente, al trabajar favoreciendo la prevención, le puede ahorrar un gran esfuerzo a las Fuerzas de Seguridad y a las Fuerzas Armadas.

La Inteligencia Estratégica puede contribuir al desarrollo de la Nación, articulando los medios, los recursos con los fines, para lograr los objetivos nacionales. Apelando a la Inteligencia Competitiva puede contribuir al desarrollo económico de la Argentina en su conjunto, público y privado.

Los analistas de Inteligencia Estratégica deben tener una gran apertura, una visión global, pero no una visión limitada a lo geopolítico, sino una visión que le permita incorporar el arte, la teología, la sociología, la filosofía, la literatura. ¿Por qué digo esto? Porque la creación artística, lo que escribe un intelectual o un filósofo nos puede brindar indicios del rumbo que está tomando una sociedad.

Comprender las religiones, los cambios religiosos, más precisamente los cambios en la composición de una sociedad desde un punto de vista religioso pueden significar un cambio en las tradiciones, en las libertades civiles y en la emergencia de nuevos conflictos.

En línea con esto vale recordar al reconocido autor Walter Laqueur, quien se planteó si la Inteligencia debe ser considerada un arte o una ciencia.

La Inteligencia es fundamental en un momento en que los Estados nacionales declinan y el mundo está siendo sometido por el imperio de los mercados.

Para cerrar, cito a Nigel West (seudónimo del historiador militar, político y ex parlamentario británico Rupert William Simon Allason), autor especializado en temas de seguridad, inteligencia, espionaje y servicios secretos, quien en una entrevista expresó:

El centro de mi argumento era que no contar con un buen servicio de inteligencia significa terminar en un baño de sangre. Si uno es sorprendido, se termina en guerra. Esto pasó en Corea, la Guerra de los Seis Días, Afganistán y la Guerra del Golfo. La inteligencia salva vidas.[2]

 

* Licenciado en Historia (UBA). Doctor en Relaciones Internacionales (AIU, Estados Unidos). Director de la Sociedad Argentina de Estudios Estratégicos y Globales (SAEEG). Autor del libro “Inteligencia y Relaciones Internacionales. Un vínculo antiguo y su revalorización actual para la toma de decisiones”, Buenos Aires: Editorial Almaluz, 2019.

 

Referencias

[1] Sitio oficial del Centro Nacional de Inteligencia (España), https://www.cni.es/es/culturainteligencia/introduccion/

[2] Graciela Iglesias. “La guerra secreta por las Malvinas”. “La Argentina estuvo a punto de ganar la guerra”. La Nación, 19/10/1997, <https://www.lanacion.com.ar/209373-la-argentina-estuvo-a-punto-de-ganar-la-guerra>, [consulta: 16/10/2017].

©2021-saeeg®

LA ACTITUD DE INDIA Y PAKISTÁN HACIA AFGANISTÁN

Giancarlo Elia Valori*

La CIA, el MI6 y el Consejo de Seguridad ruso han señalado recientemente que India está emergiendo como un centro global para el desarrollo de operaciones de inteligencia en suelo afgano, al tiempo que se convierte en el patrocinador vital de la oposición militar a los talibanes.

Un grupo de trabajo conjunto sobre Afganistán establecido por el Servicio Secreto de Inteligencia (Secret Intelligence Service, SIS)-MI6, y el servicio de inteligencia externo de la India, el Ala de Investigación y Análisis (Research and Analysis Wing, RAW), están comenzando a tomar medidas en este sentido.

La nueva estructura fue inaugurada los días 3 y 4 de septiembre de 2021 en presencia de los Directores de ambos Servicios, Richard Moore y Samant Goel. El servicio británico está proporcionando inteligencia y datos sobre el sudeste y el suroeste de Afganistán, donde operó en las últimas dos décadas, mientras que el servicio indio proporciona actualizaciones diarias sobre el norte de Afganistán, donde tiene estrechos vínculos con el grupo étnico no pastún en la región.

Desde la caída de Kabul en agosto pasado, el RAW ha estado estrechamente involucrado en la unión de las fuerzas anti-talibanes en un frente común con el Frente de Resistencia Nacional de Afganistán (NRF), que consiste principalmente en antiguos grupos y organizaciones de la Alianza del Norte.

El servicio indio también ha traído a varios oficiales de la Dirección de Seguridad Nacional (NSD), el antiguo servicio de inteligencia afgano, al campo de operaciones.

Gran Bretaña también puede estar interesada en el vínculo logístico que la India ha establecido con Tayikistán para apoyar a la NRF. También está buscando asistencia india para facilitar el envío, con fines de observación, de drones desde el Aeropuerto Militar Gissar (GMA) de la Fuerza Aérea de la India (IAF) en la aldea de Ayni, cerca de la capital tayika, Dusambé.

La base de GMA también fue el foco de una visita del jefe de la CIA, William Burns, el 8 de septiembre de 2021, cuando se reunió con funcionarios de RAW y Ajit Doval, asesor de seguridad nacional del primer ministro Narendra Damodardas Modi.

Funcionarios estadounidenses discutieron la posible transferencia de unos 20 antiguos aviones de la Fuerza Aérea Afgana y un número igual de helicópteros desde la base de Termez en Uzbekistán a la GMA, donde se pondrían a disposición de la NRF. El ejército estadounidense aceptaría mantenerlos, pero tal acuerdo requeriría un convenio intergubernamental, que requeriría que la Fuerza Aérea de la India comprara piezas de repuesto y otros equipos para los aviones afganos procedentes de la antigua URSS. Los aviones serían operados por el personal de la antigua Fuerza Aérea Afgana, mientras que el gobierno de los Estados Unidos recibiría el pago de las piezas de repuesto.

Mientras tanto, el Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (USSOCOM) podría trasladarse a bases indias en Ladakh, en la frontera con Pakistán, para llevar a cabo operaciones antiterroristas. Este último acuerdo entre la Casa Blanca y el enemigo tradicional de Pakistán ha causado cierta tensión en Islambad. Después de visitar la India, Burns se reunió con el jefe de las fuerzas armadas de Pakistán, el mayor Qamar Javed Bajwa, y con Faiz Hamid, jefe de la conocida y poderosa Inteligencia Inter-Servicios (ISI), que siempre ha apoyado a los talibanes actualmente en el poder en Kabul.

Burns estaba en Islamabad el mismo día en que Nikolai Platonovič Patrushev, el Jefe del Consejo de Seguridad ruso, visitó Nueva Delhi, donde también se reunió con Ajit Doval. En una conversación telefónica entre el presidente Vladimir Vladimirovič Putin y Modi el 24 de agosto, los servicios de inteligencia rusos e indios comenzaron a trabajar juntos para establecer una nueva actitud hacia Afganistán. Rusia aceptó la solicitud de la India de asistencia financiera y militar a la NRF. Las fuerzas rusas ya han fortalecido sus posiciones en la vecina Tayikistán. Al Kremlin le gustaría involucrar a Irán en las discusiones y el nuevo Ministro de Relaciones Exteriores iraní, Hossein Amir-Abdollahian, pronto visitará Nueva Delhi.

A pesar de la cercanía entre la inteligencia de Islamabad y los nuevos gobernantes en Kabul, el fortalecimiento del componente paquistaní de los talibanes, aliado con el Estado Islámico en Jorasán, no le gusta al liderazgo paquistaní del ISI.

Como efecto secundario de la toma del poder por parte de los talibanes en Afganistán, la contraparte paquistaní del movimiento Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP) está fortaleciendo su posición en Islamabad, especialmente desde que los nuevos líderes en Afganistán han liberado a varios de sus miembros de la prisión.

Esto está causando cierta preocupación al ISI, especialmente desde que el TTP estableció una alianza con el Estado Islámico en la mencionada provincia de Jorasán (EIPK), que estuvo involucrada en ataques contra una mezquita en Kunduz y el aeropuerto de Kabul el 26 de agosto. Los líderes del ISI pidieron la ayuda de los talibanes para prevenir el desarrollo del TTP.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, anunció que era posible una amnistía para los militantes del TTP que entregaron sus armas y juraron lealtad a la Constitución de Pakistán, pero por el momento los talibanes paquistaníes se han negado a comprometerse. El ISI cree que el TTP está respaldado por el RAW indio, que busca desestabilizar a Pakistán mientras la situación en Afganistán está cambiando.

Liderados desde 2018 por Nour Wali Mehsud, un pariente cercano de Baitullah Mehsud, fundador del movimiento, quien fue asesinado por un avión no tripulado en 2009, los miembros del TTP incluyen a ex miembros de las fuerzas armadas paquistaníes, algunos de los cuales se unieron rápidamente al EIPK.

Otra fuente de preocupación para el ISI es la alianza entre el EIPK y el TTP, que asusta a Kabul, especialmente desde que los ataques en Afganistán han aumentado. El mulá Abdul Haqq Wathiq, jefe del nuevo servicio de inteligencia talibán en Kabul, ha admitido que el EIPK ha logrado crear células durmientes en la capital y ahora está tratando de atacar a funcionarios paquistaníes y afganos y agencias de aplicación de la ley.

El ISI cree que el RAW también está tratando de infiltrarse en el EIPK, pero la expansión del movimiento tiene que ver principalmente con el colapso del régimen de Ashraf Ghani el 15 de agosto y la débil capacidad de seguridad e inteligencia de las nuevas autoridades talibanes.

Como se ha dicho durante mucho tiempo, India y Pakistán son enemigos tradicionales y los amigos cercanos de Pakistán son obviamente enemigos de la India.

Por lo tanto, cuando los talibanes comenzaron a luchar contra el gobierno afgano pro-estadounidense, India continuó invirtiendo dinero y armas para apoyar la alianza anti-talibán. Después de que los Estados Unidos de América invadieran Afganistán, India no dudó en apoyar al nuevo gobierno instalado por la Casa Blanca.

Las estadísticas muestran que desde la guerra en Afganistán en 2001, India ha participado en la construcción de escuelas, carreteras, presas y hospitales en 34 provincias de Afganistán, con una inversión total de más de tres mil millones de dólares.

Incluso antes de la caída final del gobierno de Ghani, India aún estaba invirtiendo dinero y todavía a la espera de un milagro. El milagro, sin embargo, no ocurrió y los talibanes regresaron. Tanto es así que los medios indios se quejaron: tanta inversión e influencia desperdiciada al mismo tiempo.

Los medios de comunicación indios son ampliamente leídos y observados en Afganistán, a pesar de ser escépticos de las promesas liberales de los talibanes.

De hecho, la India está particularmente preocupada. Los mayores desastres extranjeros en la historia de la India han venido de las montañas Hindu Kush en el norte. Aquellos que están familiarizados con la historia saben que la dinastía mogol musulmana, que gobernó la India durante siglos (1526-1803), se originó en Afganistán y luego se dirigió al sur para conquistar la India.

La verdadera preocupación de la India es que el ascenso de los talibanes inspire al pueblo musulmán en la India (cien millones de creyentes) e intensifique el conflicto sectario, particularmente sobre el tema de la Cachemira india.

Lo que más impresionó a los indios fue una declaración de Suhail Shaheen, portavoz del actual gobierno en Kabul. Dijo que los talibanes no tenían ninguna política para lanzar operaciones armadas contra ningún país, pero como musulmanes tenían derecho a hablar de Cachemira a la propia India y a otros países: por primera vez, los talibanes comentaron sobre el tema de Cachemira.

En realidad, es casi imposible resolver todo tipo de contradicciones durante más de veinte años. Sobre todo teniendo en cuenta las profundas contradicciones geopolíticas. Pero después de todo, India es un país vecino y los talibanes no tienen interés en chocar directamente con él.

Ciertamente habrá conflictos y reclamos, pero hay áreas donde habrá cooperación y un juego de ganar-ganar. El mayor problema en Afganistán ahora es la reconstrucción después de la guerra. Entre los países vecinos, la fortaleza económica de la India es superada solo por China y no es imposible invertir en Afganistán.

Depende de la sabiduría de todas las partes. Ahora, el mundo entero está observando para ver si los talibanes pueden cumplir sus promesas. La ansiedad de la India, sin embargo, es incuestionablemente un hecho fisiológico.

Los talibanes quieren cambiar, ser abiertos y tolerantes, cumplir sus promesas y no tener quejas pasadas con la India. India necesita cambiar su mentalidad. En el pasado, los talibanes eran hermanos de Pakistán, pero ahora, como se señaló anteriormente, hay desacuerdos y contrastes entre Kabul e Islamabad, entre un aliado tradicional y algunos componentes afganos de origen paquistaní que juegan en la desestabilización.

* Copresidente del Consejo Asesor Honoris Causa. El Profesor Giancarlo Elia Valori es un eminente economista y empresario italiano. Posee prestigiosas distinciones académicas y órdenes nacionales. Ha dado conferencias sobre asuntos internacionales y economía en las principales universidades del mundo, como la Universidad de Pekín, la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Yeshiva de Nueva York. Actualmente preside el «International World Group», es también presidente honorario de Huawei Italia, asesor económico del gigante chino HNA Group y miembro de la Junta de Ayan-Holding. En 1992 fue nombrado Oficial de la Legión de Honor de la República Francesa, con esta motivación: “Un hombre que puede ver a través de las fronteras para entender el mundo” y en 2002 recibió el título de “Honorable” de la Academia de Ciencias del Instituto de Francia. 

Traducido al español por el Equipo de la SAEEG con expresa autorización del autor. Prohibida su reproducción. 

©2021-saeeg®