BUENOS MUCHACHOS

Iris Speroni*

Foto: Prensa Kulfas.

Presteza que no han demostrado en solucionar ni uno solo de los numerosos problemas que acarreamos como pueblo y como Nación.

Hace rato que nuestros políticos han introducido el tema de la liberalización de la producción y consumo de cannabis. Recordamos las declaraciones de la hoy vocera presidencial, Sra. Cerrutti, y de la hoy presidente del INADI. Posteriormente Juntos por el Cambio, que tanto cambio no promovió, con el presidente Macri a la cabeza, autorizaron el uso “medicinal”. Tras lo cual, rápidamente, el Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se asoció con una empresa norteamericana especializada en cannabis y se dedicó a cultivar en tierras fiscales.

Salgamos del pago chico.

Va a parecer que este artículo es sobre cannabis o drogas. No realmente. Trataré que sea sobre regulaciones.

EEUU

La mayoría de los estados que integran EEUU han autorizado el consumo de cannabis de alguna forma u otra [1]. En algunos casos sólo para uso medicinal (35), basta alegar un difuso dolor de espalda, y en otros de uso libre (16). 

Colorado legalizó su cultivo, comercialización y consumo para cualquier uso en el año 2012. Para el 2018 la facturación del sector era de US$ 900 millones, que incluyen impuestos provinciales por US$ 245 [2] [3]. 

Sin embargo hay varias limitaciones. Una es el porcentaje de THC (la droga que produce el efecto psicotrópico) autorizado en cada gramo vendido, otro es que se prohíbe conducir automóviles si se tiene un alto dosaje en sangre. Por último, hay restricciones económicas. En primer lugar, tanto los productores como los comercializadores, deben tener domicilio en Colorado. Por lo tanto son personas físicas que habitan el estado, o bien personas jurídicas cuyos directivos son locales. La consecuencia es que el cannabis, por ahora, es un negocio pyme o, en el mejor de los casos, empresas medianas. Está atomizado. Ninguna cadena tiene más de 10 locales y los productores y elaboradores, también son pequeños.

En Michigan la facturación es de alrededor de US$ 160 millones mensuales[4]. Los precios, desde su liberalización total, cayeron de US$ 500 la onza (28,35 g) a US$ 180. La MRA (Marijuana Regulatory Agency de Michigan – no es broma), otorgó 500 licencias de cultivo; aumentó la producción, bajaron los precios. Desde que se liberó para todo uso, —previamente habían autorizado el uso medicinal—, 30.000 personas que se habían registrado como enfermas y demandantes del producto, abandonaron el programa.

Los números de facturación global varían según quien los emita, por lo tanto no son fiables. Cito a Viridian Capital Advisors quien sostiene que la facturación total en EEUU para 2019 ha sido de US$ 116,8 miles de millones en 2019 [1], [11] y [12].

Es un caso de ventana de Overton. No es que a esta altura del partido uno va a creerle a los encuestadores. Suponiendo que tuviera algún viso de realidad, sostienen que en 1969 el 12% de la población favorecía la despenalización de la comercialización de marihuana, guarismo que subió a 31% en 2000 y ahora es de 67% [1]. Demuestra cuánto logra el poder, la organización y el dinero. O bien mienten en los números. Dios solamente lo sabe.

Las grandes corporaciones

Se denomina Big Tobacco al conjunto de las principales empresas del sector tabaco que al día de hoy son: 1. China National Tobacco Company (es un monopolio estatal que prácticamente no exporta), 2. British American Tobacco (BAT), 3. Phillip Morris International (PMI), 4. Imperial Brands, 5. Altria Group, 6. Japan Tobacco International.

Las empresas norteamericanas y británicas comenzaron a estudiar la posibilidad de ingresar al mercado de la marihuana en la década del 70. Durante el resto del siglo XX han hecho numerosos estudios de mercado que tenían por objeto (target) a los adictos a distintas sustancias. A medida que vieron el aumento de regulación contra el consumo de tabaco en todo el mundo, aumentó su interés de ingresar al negocio del cannabis [3].

Ven las similitudes entre ambos negocios y en particular poder entrar en la vaporización de THC. 

BIT compró recientemente Trait Biosciencies Inc. por US$ 25 millones [5] y [6]. Trait es una empresa canadiense que patentó una técnica para disolver en agua el CBD (un cannabidiol). Esto le permitiría a BIT ofrecerlo para consumo en sus vaporizadores fabricados por su empresa Vuse CBD Zone. Pero el mayor atractivo reside en el uso en bebidas. El convenio incluye que Trait Biosciencies colabore en la comercialización de los productos que diseñen.

Altria, que posee las marcas Marlboro y Parliament, entre otras, ha visto caer consistentemente sus ventas de tabaco. Ha decidido invertir US$ 1.800 millones en ingresar al mercado de la marihuana, al comprar el 45% de Cronos, una empresa canadiense de cannabis, con opción a la compra de todo el paquete [1], [5], [7] y [10]. Al mismo tiempo su departamento de investigación y desarrollo ha patentado numerosas innovaciones. Entre ellas la vaporización de THC y RDB, ambos subproductos del cannabis.

PMI compró la empresa israelí Syqe Medical, que desarrolló un inhalador de cannabis medicinal por US$ 20 millones en 2016 [5].

La empresa británica Imperial Brands invirtió en Oxford Cannabinoid Technologies (OCT), una compañía biofarmacéutica focalizada en la investigación, desarrollo y licenciamiento de terapias y componentes en base a cannabioides [5]. También invirtieron US$ 123 millones en Auxly Cannabis Group una empresa canadiense que desarrolla, elabora y distribuye productos en base a cannabis para uso recreativo.

Sin embargo no prevén ingresar en la actividad en EEUU en forma inmediata. Las regulaciones federales son onerosas y hacen imposible obtener financiación, deducciones impositivas y el comercio interestatal. Por lo que por el momento, las grandes corporaciones se mantienen alejadas hasta tanto logren cambiar las leyes federales.

También la industria farmacéutica ha puesto algunos porotos en el sector [8] y [9]. Pfizer compró Arena Pharmaceuticals, Inc (Nasdaq: ARNA) por U$D 6.700 millones [13]. Es una empresa que se ha especializado en el tratamiento de dolencias estomacales, de piel y cardíacas con drogas con base en cannabis. Sus tratamientos están en diversos estadíos de aprobación por parte de la FDA (el ANMAT de EEUU). No es el único caso. Novartis AG (Suiza) se asoció con la empresa canadiense Tilray en 2018 para vender productos medicinales basados en marihuana; Johnson & Johnson, propietaria de JLabs (incubadora de negocios nuevos) se asoció con la empresa canadiense Avicanna, especializada en cannabis.

La empresa Amazon [14] solicitó la legalización federal del comercio de marihuana en EEUU. Eso le permitirá la comercialización interestatal del producto, hoy prohibido.

El jefe de la bancada demócrata del Senado de EEUU, Chuck Schumer, evalúa la legalización federal del cannabis. Su preocupación, de acuerdo con sus declaraciones públicas, es que el negocio sea tomado por asalto por las empresas de tabaco o las de bebidas alcohólicas (dos monstruos concentrados en ese país). La gran cantidad de regulaciones que pusieron cada uno de los estados ha mantenido a raya a las grandes empresas. Así como está el negocio hoy, no les conviene ingresar. 

Si logran que el gobierno federal lo apruebe, esto significará que podrá transportar entre estados, elaborarla en un único lugar. El negocio ganará escala. Ahí barrerán todas las pymes. En eso están.

Por casa

Hay mucho movimiento; casi todo con dinero de nuestros impuestos. El gobernador Gerardo Morales picó en punta y fundó “Cannava Empresa Estatal” [15] y [16], en un principio asociada con la empresa internacional Green Leaf Farms International LLC con sede en Las Vegas; si bien actualmente no hace mención de la misma en su site

El CONICET armó un grupo de 80 especialistas  a las órdenes de la investigadora Silvia Kochen, con el nombre Red de Cannabis Medicinal [17]. También crearon una diplomatura en Cannabis [18], entre el CONICET, el Hospital El Cruce, y la Universidad Arturo Jauretche, con la Dra. Kochen al frente. El Ministerio de Salud, además de crear el Consejo Honorario de Cannabis, autorizó al Instituto de Bioprospección y Fisiología Vegetal [19], del CONICET, sito en Tucumán, a investigar las propiedades de la marihuana.

El INTA también destina recursos a la investigación de los usos del cannabis, y según Silvina Lewis [20], directora del Instituto de Recursos Biológicos (IRB) del Centro de Investigaciones y Recursos Naturales, del INTA, tendrán disponibles semillas en todo el país. Eso sí, “con fines terapéuticos” [21].  La empresa Pampa Hemp se asoció con el INTA [22] y juntos cultivan una especie con alto contenido en CDB [23] (el agente psicotrópico) en la Estación Experimental de Pergamino. También en Escobar, sobre terrenos fiscales, el INTA, con aprobación del Ministerio de Salud, sembrarán cannabis [24]. 

La lista es enorme. Los invito a buscar en los numerosos sitios oficiales. Nuestros políticos están decididos a cultivar la planta con dineros públicos en terrenos públicos. Presteza que no han demostrado en solucionar ni uno solo de los numerosos problemas que acarreamos como pueblo y como Nación. Iniciativa que no han demostrado en desarrollar ninguno de los numerosos negocios que la Argentina podría ofrecer al mundo. El Ministro de la Producción, Matías Kulfas, propone el cannabis como solución para el desempleo. No ha demostrado interés en ninguna de las innumerables posibilidades que el país tiene y no aprovecha. California, EEUU, exporta US$ 6.000 millones al año en almendras. Las exportaciones de queso de España, Italia o Alemania rondan los US$ 4.000 millones cada una. El noroeste argentino podría exportar fortunas de queso de cabra. Sobre todas estas opciones no existe el mínimo interés. Para el cannabis, Kulfas pone el puño en alto.

Como simple ejemplo del interés de los funcionarios de este gobierno de intervención: Expo Cannabis, que se llevó a cabo en el predio de la Sociedad Rural Argentina en la capital, tuvo el apoyo de los organismos estatales Ministerio Público de la Defensa de la República Argentina, Universidad Nacional de Quilmes, INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), INASE (Instituto Nacional de Semillas) y el SENASA [25] y como sponsor a Cannava Empresa Estatal.

Evidentemente existe una agenda internacional, que nuestros políticos, a cambio de mantener su lugar, piensan ejecutar prolija y obedientemente. La droga es sólo uno de los escalones.

Como habrán visto, si llegaron hasta acá, hay mucho dinero.

Agárrense fuerte.

 

Mi propuesta: resistir todos y cada uno de los pasos de esta maniobra impuesta desde afuera.

 

* Licenciada de Economía (UBA), Master en Finanzas (UCEMA), Posgrado Agronegocios, Agronomía (UBA).

 

 

Referencias

[1] https://www.investopedia.com/articles/investing/111015/future-marijuana-industry-america.asp

[2] https://en.wikipedia.org/wiki/Cannabis_in_Colorado

[3] https://www.economist.com/business/2014/11/08/the-marlboro-of-marijuana

[4] https://mjbizdaily.com/michigan-recreational-marijuana-sales-double-in-2021-lifting-overall-market/

[5]

https://www.forbes.com/sites/dariosabaghi/2021/08/02/cannabis-is-part-of-the-future-of-big-tobacco/

[6]

https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-07-12/big-tobacco-flirts-with-non-smokeable-marijuana-cannabis-weekly

[7]

https://www.bostonglobe.com/2021/04/08/opinion/big-tobacco-is-coming-legal-marijuana/

[8]

https://www.nj.com/marijuana/2021/12/pfizer-enters-the-medical-cannabis-market-in-67b-cash-deal.html

[9]

https://invest.arenapharm.com/news-releases/news-release-details/pfizer-acquire-arena-pharmaceuticals

[10]

https://www.forbes.com/sites/chrisroberts/2020/10/02/tobacco-giant-altria-is-securing-technology-in-new-frontier-marijuana/

[11]

https://www.statista.com/statistics/933384/legal-cannabis-sales-forecast-us/

[12]

https://financesonline.com/cannabis-industry-statistics/

[13]

https://invest.arenapharm.com/news-releases/news-release-details/pfizer-acquire-arena-pharmaceuticals

[14]

https://www.forbes.com/sites/dariosabaghi/2021/10/05/inside-amazons-support-to-legalize-marijuana-at-the-federal-level/

[15]

https://cannava.com.ar/

[16]

https://www.globenewswire.com/en/news-release/2019/05/09/1820871/0/en/Mark-Bradley-CEO-of-Green-Leaf-Farms-International-Selected-to-Speak-at-the-Money-Show-About-the-Future-of-Cannabis.html

https://www.infobae.com/sociedad/2018/11/13/con-una-empresa-de-ee-uu-como-socia-jujuy-promete-crear-el-cultivo-de-cannabis-mas-grande-del-mundo/

[17]

https://www.conicet.gov.ar/se-realizo-una-nueva-reunion-plenaria-de-la-red-de-cannabis-medicinal-del-conicet/

[18]

https://redcuidados.conicet.gov.ar/diplomatura-en-cannabis-y-sus-usos-medicinales/

[19]

https://www.conicet.gov.ar/el-ministerio-de-salud-de-la-nacion-aprobo-el-proyecto-del-instituto-de-bioprospeccion-y-fisiologia-vegetal-sobre-el-estudio-de-cannabis-medicinal/

[20]

https://intainforma.inta.gob.ar/el-inta-avanza-en-la-investigacion-sobre-cannabis-medicinal/

[21]

https://inta.gob.ar/noticias/en-inta-cultivaran-cannabis-con-fin-terapeutico-de-investigacion-cientifico-y-de-desarrollo

[22]

https://www.telam.com.ar/notas/202109/569988-pyme-cultivo-cannabis-inta-pergamino.html

[23]

https://www.pampahemp.com/

[24]

https://www.argentina.gob.ar/noticias/en-escobar-se-pone-en-marcha-el-proyecto-de-investigacion-de-cultivo-de-cannabis-con-fines

[25]

https://expocannabis.com.ar/

 

 

Misceláneas:

Recomiendo los siguientes films, que son más livianos (?) que este texto.

The Gentlemen

https://www.imdb.com/title/tt8367814/?ref_=nm_flmg_act_5

Salvajes

https://www.imdb.com/title/tt1615065/

Justified, última temporada, T6. (Explica el proceso de compra de viejas granjas abandonadas o semiabandonadas en Kentucky para dedicarlas a la producción de cannabis).

https://www.imdb.com/title/tt1489428/episodes?season=6&ref_=tt_eps_sn_6

Artículo publicado originalmente el 05/02/2022 en Restaurar.org https://restaurarg.blogspot.com/2022/02/buenos-muchachos.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.