CONTRATISTAS MILITARES PRIVADOS

Comandante Espuela (Revista Tiempo GNA*)

En la primera década del siglo XXI el mercado de ejércitos privados se disparó hasta convertirse en un negocio que mueve más de 100.000 millones de dólares al año. Las guerras de Irak y Afganistán son consideradas como los dos grandes aceleradores del crecimiento de las compañías militares privadas” y dondequiera que están desplegados son temidos. 

Ellos hacen el trabajo más duro y se les paga un excelente sueldo por hacerlo. Hoy en día se llaman “contratistas militares privados”. Realizan tareas de seguridad, inteligencia y combate en todo el mundo por dinero. Pero a no confundirse, no son asesinos a sueldo indisciplinados; son soldados profesionales que no hacen preguntas y la diferencia estriba en que pelean por dinero sin importarle la causa. El gobierno de países con problemas graves los contrata legalmente a grandes corporaciones privadas extranjeras para que “limpien” de enemigos zonas de guerra que implicaría cuantiosas bajas de jóvenes soldados y policías regulares.

“Se buscan: ex soldados multilingües dispuestos a ingresar de forma encubierta a Ucrania por la atractiva suma de hasta $2000 (£1523) por día, más una bonificación, para ayudar a rescatar a las familias de un conflicto cada vez más sombrío”. Parecería sacado del guión de una película de acción, pero es anuncio de trabajo real, tomado de un sitio web de empleo, Silent Professionals, para aquellos que trabajan en la industria militar y de seguridad privada. Analistas consideran que hay un frenesí en el mercado de contratistas privados en Ucrania hoy en día.

Mercenarios a favor de Ucrania

Los batallones de voluntarios que luchan junto al ejército de Ucrania son conocidos por no tener miedo en el campo de batalla, tienen una reputación de nacionalismo feroz y puntos de vista de derecha. Una de estas unidades es el “Batallón de Asalto Aidar”, con base en la localidad de Shchastya, y entre los voluntarios incluyen a varias mujeres, algunas trabajando como médicas y personal de apoyo, pero otras más audaces en roles de combate activo, son femeninas, sin feminismo; orgullo de Ucrania. 

Legión Internacional de Defensa de Ucrania

El 27 de febrero de 2022, fue creada dicha legión. Se trata de una unidad militar compuesta por voluntarios extranjeros, contra Rusia y su formación fue anunciada en una declaración del ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba. La postulación se hace exclusivamente a través de la embajada de cada país y 24 horas después de que el Ministerio de Relaciones Exteriores abriera una web para facilitar el alistamiento de extranjeros, se inscribieron casi 20.000 personas. Proceden de 52 países, indicó dicho ministro y confirmó que más 1000 ya integran dicha Legión. Entre ellos hay ciudadanos de EE.UU., Reino Unido, Suecia, Lituania, México e incluso la India. Los voluntarios que luchan junto al ejército ucraniano son veteranos reconocidos por su valor en combate. Noticias periodísticas mencionan que reclutarán militares retirados, fundamentalmente de España, del arma de artillería de campaña, defensa QBN (contra riesgos químicos, biológicos y nucleares) y fuerzas especiales para el combate urbano.

También se buscan oficiales retirados con experiencia en operaciones y estado mayor. El sueldo ofrecido por algunas empresas alcanza los 2000 dólares diarios. Eso sí, se les advierte que en caso de ser capturado por tropas rusas no serán considerados prisioneros de guerra sino terroristas. Aun así, ya hay decenas de solicitudes.

El grupo Wagner de mercenarios rusos

Los periodistas y analistas que han seguido el rastro del grupo Wagner, lo describen como una red de mercenarios alineados con los intereses del gobierno de Vladimir Putin y conocidos como una fuerza militar no oficial a favor de Rusia. Es una de las organizaciones más secretas de Rusia con unas 10.000 personas, oficialmente no existe y el Gobierno niega que pueda tener cualquier vinculación con Wagner. Son la cara oculta de las campañas militares rusas en ciertos países.

Ser mercenario viola las leyes rusas. Pero el Grupo Wagner operó en Siria y Libia, así como Sudán, la República Centroafricana y actualmente en Ucrania. Todas estas apariciones tienen un elemento común: son lugares donde Moscú tiene intereses. Para ello el grupo está muy bien equipado y el Gobierno ruso los emplea para intervenir militarmente alguna región sin los elevados costes que supondría usar sus fuerzas armadas. Como ventaja destacable, no habría información de bajas de soldados rusos repercutiendo en su imagen y la opinión pública internacional, no habría quejas diplomáticas y los operarios que mueran en acción, sus cadáveres no serán repatriados.

Es también muy importante que evita el riesgo de una escalada bélica, pues no son militares rusos los que combaten, sino elementos que Rusia no reconoce. Todas estas ventajas, hace que Rusia tenga una herramienta de política exterior mucho más flexible a las tradicionales.

El grupo Wagner contrata personas de acción para trabajos de corta duración como operarios especializados o personal de seguridad en compañías creadas a tal efecto. Los candidatos saben que participarán en batallas sin el apoyo del ejército ruso, por eso quienes son aceptados militares experimentados y jóvenes sin remordimientos por matar. Pasan rigurosos exámenes físicos, una comprobación de sus habilidades y experiencia antes de comenzar un periodo de entrenamiento en unas instalaciones en las cercanías de Krasnodar. Tras esa fase se los envía al extranjero. Se sabe que han empleados métodos brutales en un contexto sin reglas, tales como violaciones a mujeres, detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones y ejecuciones sumarias. Uno de los países que más ha sufrido las atrocidades de este grupo paramilitar ha sido la República Centroafricana, donde organizaciones de derechos humanos han documentado crímenes espeluznantes. Se calcula que en marzo del 2022, ya existen más de 6000 mercenarios contratados por Rusia para combatir en Ucrania. Analistas estiman que necesitará miles de ellos con urgencia para evitar quejas de familiares cuando vean como jóvenes soldados están muriendo en Ucrania. En cambio, a nadie le importa cuando muere un voluntario (fuente: CNN).

“The Hawks”

Rusia acaba de organizar un nuevo grupo de mercenarios llamados los “The Hawks” (“los halcones”) y lo hace públicamente con el fin de reclutar individuos para luchar en Ucrania colaborando con el ejército. La intención es que se diferencien del grupo Wagner que tiene una pésima reputación como criminales y horribles abusos de derechos humanos en los países donde actuaron. Anteriormente, tener antecedentes penales, deudas y ser extranjero, eran un obstáculo para aquellos que querían ser mercenario ruso (fuente: BBC).

En esta guerra, no sólo se enfrentan dos ejércitos sino también dos grupos de mercenarios extranjeros que operan por su cuenta.

 

N. del E.: La composición y entrenamientos de estas fuerzas son clasificadas como secreto, por eso los videos públicos que existe apenas mencionan lo elemental.

* Revista independiente para el personal de la GNA, Tiempo GNA 68, abril de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.