NOS DESPRECIAN

Iris Speroni*

Les cobraron medio mes de alquiler a las personas más vulnerables de la Argentina, esto es, quienes no tienen techo propio.

 

Actualmente se encuentran disponibles los datos de recaudación de la AFIP correspondiente a los meses enero-julio del corriente año 2023.

En ese lapso, gobierno federal recaudó $ 21.254.362.780.425,60. Esto es veintiún y un cuarto de billones (continentales) de pesos.

O lo que es lo mismo, un montón de dinero.

Si sacamos de esta cifra la recaudación de la Seguridad Social (porque no es dinero del gobierno, sino de los trabajadores activos y pasivos), hablamos de $ 15.045.074.487.843,40. Esto es quince billones de pesos.

La composición de la recaudación

Elaboración propia en base a datos de la AFIP.

Elaboración propia en base a datos de la AFIP.

Como se puede comprobar, la mayor fuente de ingreso del gobierno federal es el IVA. No es el mal llamado impuesto a las ganancias (el salario no es ganancia), no es el impuesto a los bienes personales.

IVA – Impuesto al Valor Agregado

Es un impuesto con la particularidad de que lo pagan únicamente las personas físicas. En criollo, los seres humanos. Las empresas no pagan IVA. Así que el 44% de los ingresos del Estado ―al menos, ya lo veremos (*)― proviene de las compras de supermercado, calzado, luz y teléfono, útiles escolares, cargar nafta y el pago de los honorarios de la kinesióloga.

Así que cuando alguien le diga que el gobierno “cuida” el precio de los alimentos, o que el Estado gasta en tal o cual cosa porque “da” derechos o “protege” a la población, debe saberse que gran parte viene de los bolsillos más débiles.

Cuando el Estado paga intereses por bonos del Tesoro (**) ya sea a fondos de inversión extranjeros o al BAPRO, el 44% de los intereses proviene de las personas que compran una pizza. Debemos razonar de igual manera frente a los despilfarros del Ministerio de la Mujer o los canapés de la ministra de Trabajo.

El IVA es un impuesto que no todos los países tienen. Los que sí, como los europeos, no gravan a los alimentos. En realidad, casi ningún país del mundo paga IVA o ningún otro impuesto sobre la comida. Acá se da la paradoja que los recitales de Dua Lipa o Luis Miguel no pagan IVA pero sí lo hace una lata de tomate. Esto para tener una dimensión del desastroso sistema impositivo que nuestros gobernantes nos supieron, quisieron y pudieron dar.

Ingresos Aduaneros

Los ingresos aduaneros son del 9% de la recaudación total. Si alguien sostiene: “no se pueden quitar los derechos de exportación – DEX”, lo que en realidad quiere decir es “no quiero quitar los derechos de exportación”. Las razones son varias y dignas de hablar en otro momento.

Debemos aclarar que no constituyen una parte significativa de la recaudación total y que los ingresos aduaneros ―si respetamos el espíritu de Alberdi― deberían provenir de las importaciones exclusivamente y no de las exportaciones; al revés de lo que sucede. Dicha anomalía (que los ingresos por aranceles de exportación sean mayores que los correspondientes a la importación) lo postulé en EL MISTERIO DE LA ADUANA.

Si llegáramos a tener un comercio exterior robusto, obtendríamos altos ingresos aduaneros aún si aplicáramos alícuota cero a las exportaciones y aranceles bajos a las importaciones.

Resto de los impuestos

Existen innumerables impuestos que la AFIP agrupa como puede. Son impuestos a los combustibles, al tabaco, uno muy gracioso que se llama “adicional de emergencia cigarrillos”, internos que van desde impuestos al alcohol, a las gaseosas ―si uno decide no tomar cerveza o vino, le cobran por tomar Coca-Cola―, a las alfombras (sí, lo puso el nunca suficientemente vituperado Machinea), a las entradas de cine, a la promoción cooperativa y mil cosas más. Algunos rubros alcanzan el 0,0146% del total. Todos los agrupados en “Resto” constituyen el 0,37% de los ingresos

Traduzco: arruinan la vida de miles de personas, que destinan tiempo a completar formularios interminables, para recaudar monedas.

Numerosas personas han denunciado la existencia banal de innumerables impuestos. Pocos llaman la atención sobre la carga pública que implica para los contribuyentes las horas de trabajo dedicadas a llenar decenas y decenas de formularios. Uno, pero no el único, que lo ha reclamado, es el candidato Milei.

Sin embargo, quiero resaltar que hará un mes, la vicepresidente de la Nación y ex presidente, Cristina Fernández, en un discurso a sus conmilitones, remarcó que existían decenas de impuestos de los cuales el costo administrativo para el fisco es superior a la recaudación. Más allá que uno lamente que no lo haya pensado en sus ocho años de gobierno o en sus tres años y medio de ocupar la segunda magistratura del país, debemos celebrar su epifanía. Lo valioso de las declaraciones de la líder del Frente de TodEs, es que se pueden invocar sus palabras al momento de decidir la supresión de impuestos absurdos y pedir el voto a los diputados de su subgrupo político.

La mezquindad de los políticos argentinos

Nuestros políticos gravaron la transferencia de inmuebles con un 1,5% del valor de la transacción. La recaudación por este impuesto es del 0,0855% del total. Es decir, le generan una barrera más a una persona que quiere acceder a la propiedad ―como si los salarios de hambre no fueran obstáculo suficiente―. Si alguno de ellos llegara a retrucar que no se cobra en la primera vivienda, díganle que es un cínico y mentiroso, porque sí lo debe pagar el vendedor y por supuesto, lo va a cargar al precio de venta.

La razón por la que la nefasta ley de alquileres fue votada por unanimidad es porque forzaba al pago de un impuesto del 1,5% sobre el valor del contrato, con la particularidad de que se debía pagar en su totalidad en el momento cero, aún si después hubiera una precancelación. Si el contrato es a 36 meses, entonces el impuesto es del 1,5%x36 el valor de un mes de alquiler, 54%, un poco más que medio mes de alquiler adicional, que va al fisco federal.

Los diputados ―representantes del Pueblo de la Nación― dieron apoyo a esta ley, porque le sacaron medio mes de alquiler a las personas más vulnerables de la Argentina, esto es, quienes no tienen techo propio. Son muy malas personas. Insensibles a los sufrimientos del pueblo. Les deseo toda suerte de calamidades; por la simple razón de que ellos las arrojan a baldazos sobre todos nosotros.

Impuestos a futuro

Propongo:

  • eliminar IVA a los alimentos, forraje, combustible y servicios públicos, con el fin de abaratar el costo de vida de las personas.
  • reducir a una alícuota del 10% de IVA al resto de los productos. El incremento de recaudación vendrá por mayor nivel de actividad.
  • eliminar las exenciones de pago de IVA. Nadie deberá estar exento.
  • que ganancias cuarta categoría se empiece a pagar a partir de que el sueldo del contribuyente alcance el nivel del magistrado (juez o fiscal) mejor pago del país.
  • alícuota de ganancias para las empresas del 15% y del 10% para las personas físicas.
  • eliminar todo el chiquitaje impositivo, en particular lo que hace al acceso a la vivienda propia.
  • los aranceles aduaneros deben enfocarse en la importación y recaudarse en divisa, así como IVA y Ganancias aduaneros.

Toda la recaudación en divisa deberá destinarse a la cancelación de deuda pública en divisa y a la compra de pertrechos militares.

Para la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria.

 

Fuentes

AFIP Estadísticas

https://www.afip.gob.ar/institucional/estudios/serie-anual/

Lecturas recomendadas

Decime cuánto me querés

https://restaurarg.blogspot.com/2023/01/decime-cuanto-me-queres.html

Eliminar la coparticipación federal

https://restaurarg.blogspot.com/2023/05/eliminar-la-coparticipacion-federal.html

El misterio de la Aduana

https://restaurarg.blogspot.com/2023/02/el-misterio-de-la-aduana.html

Seis latitas de atún

https://restaurarg.blogspot.com/2022/04/seis-latitas-de-atun.html 

Deuda pública

https://restaurarg.blogspot.com/2022/08/deuda-publica.html

El Conde Drácula

https://restaurarg.blogspot.com/2021/09/el-conde-dracula.html

 

Notas

(*) Los impuestos internos, por lo general, también sólo los pagan las personas físicas, como el tabaco (las empresas no fuman), o las bebidas alcohólicas o las gaseosas.

(**) El Estado federal tiene deuda financiera de varios tipos. Una, son los bonos del tesoro, que pueden estar nominados en pesos o en divisa. Los intereses y otros cargos se solventan con la recaudación del gobierno federal. Otra, es la deuda del BCRA, mediante Leliqs y remuneración de encajes. Se paga con inflación (SEIS LATITAS DE ATÚN, https://restaurarg.blogspot.com/2022/04/seis-latitas-de-atun.html). Por último hay préstamos directos de otros gobiernos o de organismos multilaterales. Ver DEUDA PÚBLICA https://restaurarg.blogspot.com/2022/08/deuda-publica.html ).

 

Artículo publicado el 26/08/2023 en Restaurar, http://restaurarg.blogspot.com/2023/08/nos-desprecian.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

50 + = 59