POLÍTICA PACIFISTA UCRANIANA

Comandante Espuela (Revista Tiempo GNA*)

En la ciudad de Kharkiv, en el este de Ucrania, a solo 20 millas de la frontera con Rusia, existe un enorme depósito de tanques pertenecientes al Ejército de dicho país. Un muchacho llamado Pavel Itkin, de 18 años, pudo infiltrarse en el lugar custodiado sin ser visto por los guardias y durante un par de horas fotografió lo que podría ser un cementerio de más de 400 tanques abandonados de la época soviética, que lentamente se iban oxidando. En uno de los galpones fotografió cientos de motores de tanques, repuestos y otras piezas de maquinaria se pudren en el piso de un enorme galpón. Se trataba de lo que fue una próspera planta de reparación de tanques, que fue abandonada después de la caída de la Unión Soviética en 1991.

Se les hacía mantenimiento a los tanques T-64, T-72 y T-80 que eran los tanques de mayor producción de finales del siglo XX.

Ucrania todavía usa esos modelos, con variantes adoptadas por Rusia.

Cianuro en el desayuno

Las políticas pacifistas como eliminar el servicio militar por Ucrania, se paga caro en una emergencia bélica ocasionada por otro país.

Ahí está la prueba, más de 400 tanques oxidados, mientras los vehículos blindados de Rusia avanzan en suelo ucraniano. ¿Valdrá el ejemplo para Argentina?

 

* Revista independiente para el personal de la GNA, Tiempo GNA 67, marzo de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.