ASESINO DE BLINDADOS

Comandante Espuela (Revista Tiempo GNA*)

Si bien el francotirador solitario siempre seguirá existiendo, la tendencia actual es que actúen en grupo de hasta 6 tiradores selectos. Con un lanzagranadas de apenas 7 Kg, hasta un novato sin experiencia es capaz de destruir un tanque de última generación. Por ese motivo, algunos ejércitos también le asignan a un grupo de snipers eliminar blindados. Según sea el terreno los métodos cambian.

 

Estos misiles son el dolor de cabeza de los rusos:

FGM-148 Javelin

Ucrania posee unos 300 misiles Javelin antitanque de última generación, capaces de destruir tanques rusos a 4000 metros y les están dando un buen uso. Estos dispositivos son recargables, pesan unos 16 kilos, cuentan con una unidad de lanzamiento y un proyectil de doble cabeza. La primera está pensada para detonar cargas reactivas del blindaje y la segunda para perforar la coraza. La ojiva del Javelin, puede perforar tanques modernos impactando desde arriba donde su blindaje es más delgado. Es ideal para emboscar tanques a distancias considerables. También es útil contra las fortificaciones.

FMG – 148 Javelin. Destructor de tanques modernos.
FIM-92 Stinger

Se trata de un misil perseguidor portátil tierra aire. Está equipado con buscadores infrarrojos y ultravioletas. Su alcance máximo es de 5000 metros y es ideal para derribar helicópteros o aviones que vuelen a baja altura. También puede ser usado para objetivos terrestres.

Antiaéreo FIM – 92 Stinger. Asesino de helicópteros.
Misiles antitanques de otras guerras: RPG-7

Por ser liviano se hizo famoso en las últimas guerras como destructor de blindados y de bunkers. Los afganos seleccionaban posiciones elevadas próximas a un camino y cavaban pequeñas trincheras en forma de triángulo apuntando al pasaje. Conformaban un equipo de dos tiradores de RPG-7 con abundante proyectiles y protegidos por tiradores selectos. Sin importar lo bien enmascarada que estuviera la posición, la tierra era humedecida para evitar que con el disparo se levantara una nube de polvo que delatara al tirador. Cuando se aproximaba una columna de tanques, con los lanzacohetes destruían el primer y último vehículo para restringir el movimiento. En el momento que la infantería desembarcaba para atacar, se encontraban con minas terrestres y entraban en acción las ametralladoras neutralizando a los soldados. Como los afganos estaban en un terreno elevado, a las tropas les era difícil avanzar, pero si la situación se volvía insostenible, se retiraban por sendas seleccionadas de antemano. Los afganos son muy adictos al RPG y al AK 47. Sembrar un par de minas antitanques y dejar tierra fresca sobre ellas, para que el conductor no observe nada anormal detendrá el blindado.

RPG-29

Se trata un lanzacohetes ruso con doble cabeza de combate superior al RPG-7, que destruye blindajes reactivos. El primero elimina la protección y el segundo puede perforar hasta 900 mm. En la guerra de Irak dañó seriamente tanques como el Challenger inglés y el Abrams A1 norteamericano. Los miembros de Hezbollah lo usaron contra los Merkava israelíes, que resultaron muy dañados muriendo sus tripulaciones. Analistas militares estiman que esta organización guerrillera habría destruido al menos una división de blindados de las siete con que cuenta el ejército israelí.

Tácticas para combatir blindados en localidades

Los tanques son mucho más vulnerables en las áreas urbanas que en campo abierto y más que en otra ocasión deben moverse con el apoyo coordinado de la infantería. Ello es debido a que los vehículos pueden ser emboscados fácilmente en cualquier esquina o lugar donde hay ruinas. Ningún tanque tiene una visión completa e incluso los modernos tienen muchos ángulos ciegos, lo que facilita un ataque por sorpresa. El equipo caza tanques normalmente está casi a ras del suelo donde puede verse la mayor parte de la calle, ocasionalmente también pueden estar en una terraza. De antemano deberán establecer las salidas de escape, para alejarse en caso que falle el tiro y el cañón del tanque los esté buscando, ídem de los soldados que deben proteger el blindado. El ocultamiento del tirador con su arma garantiza su supervivencia. Cuando el vehículo se acerca, se deberá calcular el peso, la velocidad y el tiempo que tardará en estar a tiro del lanzacohetes. El impacto del proyectil de carga hueca lo destruirá, pero de errar el tanque arrasará los edificios donde se sospeche partió el disparo. Por eso la importancia de tener salidas preestablecidas. A falta de lanzacohetes una variante es enterrar varios proyectiles de artillería y esperar a que el tanque pase por encima. Si los contactos eléctricos funcionan en el momento justo, quedará destruido como ha sucedido en Yugoslavia, Chechenia o Irak. El añejo cocktel Molotov rara vez puede ser efectivo con los tanques modernos, la manera más segura es lanzarlo desde un piso alto para que caiga sobre el compartimento del motor y el combustible incendiado lo inutilice.

Lo más probable que luego del ataque el blindado se retire a un lugar seguro. Si el blindado estuviera aislado, uno o dos hombres saldrán velozmente de sus escondites para adosar minas magnéticas en lugares vulnerables, incluso hasta podrían introducir un caño de hierro dentro del cañón. 

En la Guerra de Chechenia

n diciembre de 1994, el ejército ruso entró en las ciudades de la república separatista de Chechenia. Los defensores dejaban ingresar a las columnas de blindados en una calle y con RPG-7 ocultos a nivel del suelo o desde terrazas, apuntaban a las áreas menos protegidas como la parte de atrás y orugas. Atacaban en exclusividad al primer y al último tanque quitándole a la formación toda movilidad. Se empeñaban en destruir ambos vehículos y luego a los demás. Como a corta distancia los tanques tienen ángulos muertos para sus armas, en contados minutos estaban ardiendo. La labor de los caza-tanques, era protegida por snipers ocultos en edificios que eliminaban a la infantería. Los resultados fueron que, durante el primer mes los rusos perdieron 225 vehículos blindados (sin reparación posible). Los tanques rusos trataban de mantenerse a más de 300 metros de los tiradores de RPG 7, pero no siempre era posible. El equipo caza-tanque combinado con snipers ya sería doctrina.

Un truco viejo que ya se usaba en la IIGM era colocar una bandera enemiga desplegada en el suelo como si estuviera abandonada, pero abajo estaba enterrada una mina antitanque. Lo normal era que el conductor del tanque la aplastara con una oruga. El truco siempre funcionaba.

Una vez más se demostró que para atacar blindados era necesario un equipo coordinado de tiradores de RPG con snipers que eliminaran la infantería que protege al tanque.

 

* Revista independiente para el personal de la GNA, Tiempo GNA 67, marzo de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.