CHINA VERSUS THE US: WHO WILL PREVAIL?

Alfredo Toro Hardy

China versus the US: Who Will Prevail? New Jersey: World Scientific, 2020.

¿Desafió China a Estados Unidos prematuramente y con demasiada fuerza y, al hacerlo, creo obstáculos innecesarios para el logro de sus objetivos? ¿Es todavía posible para Washington contener el emerger de China?

No cabe duda que al hacer explícitos sus objetivos de liderazgo y apresurar los tiempos, a la vez de endurecer sus posturas geopolíticas y militares, China ha creado para sí innumerables obstáculos. En lugar de navegar con el viento a sus espaldas, como hizo durante décadas, navega ahora contra vientos desatados.

Sin embargo, para un país como China, obsesionado con la medición permanente de sus niveles de poder, parecería fuera de contexto el haber lanzado un reto frontal a la potencia dominante de no sentirse ya preparada para una medición de fuerzas con ésta. En definitiva, la duda sigue siendo la misma: ¿Resulta muy temprano para China o es ya demasiado tarde para Estados Unidos?

Para responder a lo anterior, el libro procede a una medición exhaustiva de la correlación de poder entre ambos países, a la vez que traza los posibles escenarios a los que podría conducir la dura rivalidad que ahora los enfrenta.

Para medir el perfil de poder de ambos estados, el libro trata de dilucidar sus respectivos rangos en seis categorías distintas: aptitud de convergencia (capacidad para aglutinar a otros estados tras de sí); aptitud de universalidad (capacidad para proyectar internacionalmente sus valores y cultura); aptitud estratégica (capacidad para mantener un curso de acción racional y consistente); aptitud militar (capacidad para disuadir la acción militar de la contraparte o de prevalecer sobre ella en caso de resultar necesario); aptitud económica (capacidad para mantener un mayor crecimiento económico sostenido); aptitud tecnológica (capacidad para obtener la primacía en un conjunto clave de tecnologías emergentes).

Dilucidar los perfiles de poder de ambos países, brinda una adecuada indicación de sus fortalezas y vulnerabilidades y, por extensión, un panorama más claro de posibles escenarios. Tales escenarios serían cinco: la contención de China por parte de Estados Unidos; un acuerdo para compartir el poder; la guerra entre ambos; el aislacionismo estadounidense; el colapso del régimen del Partido Comunista Chino. A través del análisis detallado de cada una de esas opciones potenciales, el libro busca evaluar cuál de ellas tendría mayores posibilidades de prevalecer.

Según señala la obra, lo que hace de la Guerra Fría emergente entre China y Estados Unidos un proceso peligroso y complejo, es que ambos se perciben a sí mismos como pináculos en la historia humana. Encontrándose a contracorriente, el “Reino del Centro” y la “Nación Excepcional” resultan rehenes de su historia y de sus mitos nacionales. Ninguno de ellos puede mirar objetivamente al futuro, sin distorsionar sus respectivos análisis por los lentes subjetivos de sus autopercibidos sentidos de superioridad y de misión.  

En la página Web del libro se reproducen los comentarios hechos a este, así como la transcripción en su totalidad de un capítulo del mismo:

https://www.worldscientific.com/worldscibooks/10.1142/11776

 

Alfredo Toro Hardy, es doctor en Relaciones Internacionales y cuenta con varias maestrías y postgrados. Antes de renunciar al Servicio Exterior de Venezuela, en protesta por los eventos de su país, se desempeñó como uno de los funcionarios de carrera de más destacada trayectoria dentro de éste. Fue Embajador en Estados Unidos, Reino Unido, España, Brasil, Chile, Irlanda y Singapur, a la vez que Director de la Academia Diplomática. Se ha desempeñado como profesor de las universidades de Princeton, Barcelona y Brasilia, asesor académico de la Universidad de Westminster, Académico Fulbright y, en dos ocasiones, Académico Residente del Bellagio Center de la Fundación Rockefeller. Ha sido autor de veinte libros, coautor de trece y ha publicado una treintena artículos en revistas académicas arbitradas, todos en el área de las relaciones internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *