AFGANISTÁN: LA FRONTERA CON IRÁN ESTÁ EN MANOS DE LOS TALIBANES

Marco Crabu*

Cataratas Islam Qala es el puesto fronterizo en la frontera con Irán, en la provincia occidental de Herat. Zabihullah Mujahid, portavoz de los fundamentalistas talibanes, dijo: «El cruce está ahora bajo nuestro pleno control». Por el contrario, el portavoz del Ministerio del Interior del Gobierno regente afgano, Tareq Arian, aseguró que «todas las fuerzas de seguridad, incluidas las guarniciones fronterizas, están presentes en la zona con el objetivo de recuperar el lugar».

Militares de Teheran y Talebani una conversación sobre fronteras (Fuente Twitter)

Islam Qala es uno de los pasos fronterizos más importantes de Afganistán por el que pasa casi todo el “comercio legítimo” entre los dos países.

Y aunque Irán acoge y apoya a los talibanes en su territorio, facilita el tráfico de opio y cannabis a través de la frontera común.

Además, a pesar de las sanciones de Washington contra Teherán, Estados Unidos también ha permitido —a modo de derogación— que Kabul siga recibiendo combustible y gas de Irán.

Islam Qala es el segundo gran paso fronterizo que queda bajo control talibán, después de que los fundamentalistas capturaran a Sher Khan Bandar en la frontera con Tayikistán el mes pasado.

En aquella ocasión rechazaron al ejército de Kabul y pusieron en fuga a más de mil soldados regulares que encontraron refugio en la antigua República Soviética.

Y mientras el presidente Mohammad Ashraf Ghani, durante su visita a Doha, reiteró el apoyo incondicional del gobierno a la delegación negociadora de la República Islámica de Afganistán, en los esfuerzos por el complejo proceso de paz en el país (incluso afirmando que “el pueblo afgano, como así como los combatientes talibanes, están hartos de la guerra”), mientras tanto los fundamentalistas continuaron su marcha para conquistar los territorios aún en disputa entre las dos facciones rivales.

Por un lado, los talibanes siempre han dicho que no están interesados en un monopolio del poder y, por otro, el presidente Ghani siempre ha mantenido que puede gestionar la situación actual, incluso con las dificultades que ello implica.

Sin embargo, algo parece no volver. Los combates entre los fundamentalistas y el ejército de Kabul son cada vez más sangrientos, mientras que los asesinatos en masa y los castigos corporales entre las poblaciones locales por parte de los talibanes están a la orden del día.

El estancamiento de las conversaciones de paz y la retirada de Occidente alientan el resurgimiento de los talibanes

Los talibanes, alentados por la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN, y con las conversaciones de paz con el gobierno estancadas, parecen en cambio apuntar a una victoria militar completa.

Ejecuciones sumarias de los talibanes (Fuente:Twitter)

Apenas dos días después de la retirada de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN de la base aérea de Bagram, cerca de Kabul, el corazón estratégico de las operaciones contra los fundamentalistas y sus aliados de Al-Qaeda, los talibanes también han recapturado el distrito clave de Panjwai, en su antiguo bastión de Kandahar.

El ejército regular afgano y los insurgentes se enfrentaron esta semana por primera vez en Qala-e-Naw, en la provincia noroccidental de Badghis, lo que obligó a miles de personas a huir.

Los talibanes irrumpieron en la prisión provincial y liberaron a cientos de afiliados, así como a todos los detenidos locales. En esta ocasión, también aparecieron videos que mostraban a combatientes talibanes en motocicletas realizando redadas en la ciudad, y pronto se viralizaron en las redes sociales. También por los vídeos se desprende que un gran número de soldados regulares (unos 200) habían pasado por las filas de los talibanes, noticia que pronto confirmaron funcionarios del gobierno de Kabul.

Además, el 7 de julio, los talibanes capturaron el distrito de Zendah Jan, en la provincia de Herat, mientras que el 8 de julio se registraron enfrentamientos entre los talibanes y el ejército afgano en el distrito de Nawur de la provincia de Ghazni.

En la actualidad, casi un tercio de los distritos del territorio afgano están dominados por los talibanes, mientras que el gobierno de Kabul tiene poco más que un conjunto de capitales de provincia cada vez más aisladas, ya que deben refugiarse para la defensa y recibir la mayor parte de la ayuda por vía aérea. Entre otras cosas, en las últimas semanas los fundamentalistas talibanes están involucrando cada vez más al ejército regular en el cuadrante norte de Afganistán y la fuerza aérea afgana está bajo una fuerte presión tanto sobre los vehículos como sobre los pilotos, ahora pocos y obligados a trabajar horas extras.

La incómoda posición de Irán

Aunque a algunos puede parecer que es Irán el que ejerce influencia y control sobre la franja talibán, ya que asegura su apoyo económico y militar, el marco de referencia es aún más intrincado. Ya es bastante extraño que la noticia de la conquista del paso fronterizo de Islam Qala por parte de fundamentalistas rebeldes se haya dado tan solo unas horas después de la reciente reunión de la delegación talibán en Teherán con funcionarios del gobierno iraní y en la que también estuvo presente una delegación del gobierno de Kabul. “Irán está listo para mediar en el difícil proceso de paz entre las diferentes facciones en Afganistán con el fin de resolver las fricciones y conflictos actuales”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, desde Teherán.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que Irán tiene una frontera muy porosa con Afganistán y que una escalada militar entre las facciones afganas conduciría casi con toda seguridad a la afluencia de un ejército de personas desesperadas a los territorios iraníes. Vale la pena recordar que Irán ya acoge a casi 3 millones de refugiados afganos. La conquista del Islam Qala —y en general de la frontera con Irán— es, sin embargo, una bofetada en la cara de Teherán. Absurdamente (pero no tanto) podría permitir a los talibanes “engullir” toda una zona del territorio fronterizo iraní, con el riesgo evidente de subyugar a los grupos étnicos locales con sus propias “creencias” y costumbres. ¿Qué otros jugadores están destinados a entrar en juego en el asunto de Afganistán? La noticia de que Turquía recibirá instrucciones de la OTAN para hacerse cargo de la seguridad y protección del aeropuerto de Kabul, cuya pérdida en manos de los talibanes marcaría el fin del gobierno actual, es cada vez más actual.

Coloquio Jaishankar-Lavrov (Fuente Twitter)
Pero otros actores están apareciendo en el lado de Afganistán

Estos son India y Rusia que mientras tanto están intensificando sus relaciones diplomáticas y acuerdos bilaterales. La visita del Ministro de Relaciones Exteriores de la India, Subrahmanyam Jaishankar, a Moscú llega tras un viaje oficial de su homólogo ruso, Sergey Lavrov, a Nueva Delhi en abril. Según la opinión rusa, Nueva Delhi es un actor clave en Afganistán y los dos países están tratando de formular una respuesta coordinada a la situación que ha surgido.

Naturalmente, el vecino Pakistán, que no tiene una simpatía especial por la India, se opone naturalmente a esta sinergia. Imran Khan, Primer Ministro de Pakistán, en una entrevista reciente se desdibujó diciendo: «Con el empeoramiento de la situación en Afganistán, seguramente sería Nueva Delhi, que ha invertido millones de dólares en el país, y ahora está en riesgo, la que saldría perdiendo”.

¿… Y los Estados Unidos?

La misión militar de los Estados Unidos terminará el 31 de agosto, casi 20 años después de su inicio, luego de lograr sus objetivos”, dijeron desde Washington unas horas antes de que los talibanes se apoderaran de Islam Qala, y “no enviaré a una nueva generación de estadounidenses a la guerra en Afganistán”, reiteró Joe Biden. Según las opiniones (de conveniencia) de Washington, es el pueblo afgano el artífice de su futuro y la Casa Blanca, en un comunicado, se desequilibra al admitir que la posibilidad de que un gobierno de unidad nacional en Afganistán de controlar todo el país es altamente improbable.

* Licenciado en Ciencias Sociológicas, Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Bolonia. Especialista en Seguridad, Geopolítica y Defensa.

Artículo publicado originalmente el 10/07/2021 en OFCS.Report – Osservatorio – Focus per la Cultura della Sicurezza, Roma, Italia, https://www.ofcs.it/internazionale/turchia-erdogan-calpesta-i-diritti-di-donne-e-bambini/#gsc.tab=0

Traducido al español por el Equipo de la SAEEG con expresa autorización del autor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *